Paradojas de las cuentas públicas
Salgado comunica a Bruselas que España se endeudará este año en otros 94.661 millones
El déficit público está bajando: un 6% del pib este año, pero la deuda crece mucho más deprisa, crecerá este año a razón de 259,3 millones de euros diarios
ElConfidencial.com 28/04/2011 - 11:01:33
Según las previsiones de los técnicos de Elena Salgado, la deuda pública (medida en términos de Maastricht) alcanzará una cifra histórica, se situará nada menos que en 733.428 millones de euros
El déficit público está bajando: un 6% del pib este año, según las previsiones del Gobierno. Pero, paradojas de las cuentas públicas, la deuda -destinada precisamente a financiar el desequilibrio fiscal- crece mucho más deprisa. Hasta el extremo de que en 2011 las distintas administraciones públicas aumentarán su endeudamiento en nada menos que 94.661 millones de euros. O lo que es lo mismo, la deuda crecerá este año a razón de 259,3 millones de euros diarios.

Lo paradójico de las cifras es que, según la comunicación que acaba de enviar la vicepresidenta segunda a Bruselas, el déficit público se situará este año en 65.613 millones de euros. Esto significa que el Tesoro emitirá este año en términos netos (saldo entre nuevas emisiones y vencimientos) 29.000 millones de euros más de lo que necesita para cubrir el déficit.

Esta sobrefinanciación puede explicarse en parte por razones de calendario, pero también por la existencia de gasto público que va directamente a deuda y no pasa por déficit. El resultado no puede ser otro que un aumento desaforado del endeudamiento público. Hasta el punto de que al acabar este año, según las previsiones de los técnicos de Elena Salgado, la deuda pública (medida en términos de Maastricht) alcanzará una cifra histórica. Se situará nada menos que en 733.428 millones de euros. Es decir, el 67,3% del producto interior bruto (PIB).

Para hacerse una idea de lo significa esa cifra, hay que tener en cuenta que en 2007, primer año de la crisis, el volumen de deuda en circulación apenas llegaba a los 380.661 millones. Esto supone que en sólo un trienio el endeudamiento prácticamente se ha duplicado. O lo que es igual, tres años de crisis se han traducido en una factura no pagada equivalente a 352.767 millones de euros que habrá que desembolsar en los próximos años vía impuestos.

Se hunde la inversión pública

Según la comunicación enviada a Bruselas, el fuerte aumento del  endeudamiento no tiene nada que ver con el diseño de políticas económicas de futuro. Al contrario. La inversión pública (formación bruta de capital fijo) -con un efecto multiplicador sobre el crecimiento- cae hasta los 31.131 millones de euros, lo que representa el  2,8% del PIB, la tasa más baja en tres décadas.

Por el contrario, el pago de intereses continúa creciendo de forma importante. Este año el Gobierno ha presupuestado que el servicio de la deuda costará 23.883 millones de euros, el 2,2% del PIB, un porcentaje todavía bajo respecto de otros periodos históricos y de la media de la Unión Europea.

El hecho de que el gasto en inversión pública represente algo menos de la mitad del déficit (31.131 millones frente a 65.613 millones) supone que el Estado -incluyendo administración central, autonómica, local y Seguridad Social- se está endeudando para financiar gasto corriente.
Reciente
Visto
Comentado